martes, 5 de agosto de 2008

1619

Tal vez escriba porque no le doy ningún valor,
porque nace casual, o sin ser causa de nada,
como prueba o por desgana, ¿por ocupar este tiempo?,
no sé porque escribo esto, ni de dónde esto naciera,
a ver si me desordenas, lo ordenado de mi día,
esparce mi melodía como canto de sirena,
y en la mohosa escollera, donde los besos se ahogan,
déjame que a mi manera este verso que se eleva
se hinche del blanco viento, de la cal de mis caleras.


Autor: Leonardo Ginés Caetano  

No hay comentarios: