lunes, 27 de octubre de 2008

CAMINO DE KIVEDANT (KM 02208)


El anisado aíre, que circunda esta vista,
se esparce alrededor de mis tristes pisadas,
atisbando el destello de los mares dormidos,
en las praderas verdes de los valles del alma.


Oígo tu voz tan cerca, que parece que fueses,
el diminuto golpe que se le escapa al agua,
cuando restalla ávido por hacerce presente,
en el camino mustio que la ribera graba.


Aires de tu nombre, poema que me abriga,
por la ilusión de verte persisto en mi cruzada,
y el tañer de los besos anuncian en el aire,
la próxima venida, la próxima llegada.


Antes quise soñarte por un instante,
y te hiciste vapor que vuela en el suspiro,
quise volar con él y resumir el paso,
para evitar los mil silencios de este abismo.


Autor: Leonardo Ginés Caetano 

No hay comentarios: