miércoles, 22 de enero de 2014

CARITAS CHRISTI URGET NOS

Lo encontraron muerto, ya era tarde,
prácticamente irreconocible
no era él.
Sólo, desvalido, inerme.

El cuerpo ultrajado y herido
sus manos llenas de amor,
los ojos repletos de vida.

Dejaste un mensaje inmenso de amor,
desbordante sobre tu cara ensangrentada,
inocente tu vida, inmenso tu perdón.

Autor: Leonardo Ginés Caetano

No hay comentarios: