miércoles, 22 de enero de 2014

MAJUELO DEL NAVAZO ALTO

Corazón que de silencio
no cuentas nada de nada,
sabes todo lo que pienso,
sabes todo lo que callas.


Imperturbable luz
la de aquellos ojos vivos,
me buscas por los lugares
en los que nunca estuvimos.


En la ladera poniente
de los abrazos furtivos,
y en el escalón quebrado
en el que yace el olvido.


Porqué te busco en la casa
en la que nunca vivimos,
si a penas sé de tu rostro
si nada sé de tu sino.


Por dónde el aire se cuela
y se transforma en suspiro,
allí donde el agua llega
humedeciendo el destino.

Corazón que de prudente
no opinas nada de nada,
sabes porqué te lo digo,
sabes porqué te lo callas.

Autor: Leonardo Ginés Caetano

1 comentario:

© José A. Socorro-Noray dijo...

A veces el corazón calla tanto
que el silencio se hace olvido.