martes, 21 de enero de 2014

RECORDANDO A JOSÉ HIERRO - POEMA VIDA

Después de todo, todo ha sido nada,
a pesar de que un día lo fue todo.
Después de nada, o después de todo
supe que todo no era más que nada.

Grito «¡Todo!», y el eco dice «¡Nada!».
Grito «¡Nada!», y el eco dice «¡Todo!».
Ahora sé que la nada lo era todo,
y todo era ceniza de la nada.

No queda nada de lo que fue nada.
(Era ilusión lo que creía todo
y que, en definitiva, era la nada.)

Qué más da que la nada fuera nada
si más nada será, después de todo,
después de tanto todo para nada.


Autor: José Hierro (Madrid, 3 de abril de 1922 - Madrid, 21 de diciembre de 2002)
 
Poema final de Cuaderno de Nueva York (Hiperión, 1998),
dedicado a su nieta Paula Romero.

1 comentario:

© José A. Socorro-Noray dijo...

¡Cuánta razón tiene el Maestro José Hierro!

Acaso la nada sea todo.
Todo, al final, será nada.

PS: ¡Feliz por este encuentro!