miércoles, 26 de noviembre de 2014

SALINAS

Granitos del salinar
envidiáis a las gaviotas
porque no podéis volar.

Estáis presas de la sal
condenadas al tormento
de secar los pensamientos
siendo grano en vez de mar.


Granitos del salinar
envidiáis a los pesqueros
que salen a faenar.

Triste es pensar como el mar
os llevó hasta los esteros,
y os desahució sin saberlo
a vivir lejos del mar.

Granitos del salinar
envidiáis a las doradas
porque no sabéis nadar.

Ni nadar, ni navegar,
ni cruzar el firmamento,
hoy os oigo entre lamentos,
granitos del salinar.
 
No sufras grano de sal, algún día no muy lejos volverás a hacerte mar.


Autor: Leonardo Ginés Caetano     Fotografía: Antonia Galvín Periñán

1 comentario:

Lasinverso dijo...

Hola Leonardo
No había venido a verte y ahora que te leo solo puedo decirte que tienes una voz auténtica y un deje al sur que me maravilla.
Espero poder volver a leer más poemas tuyos por aquí pronto
^-^
saludos